Outbound Links: Todo lo que deberías saber

julio 14, 2014 SEOanalisis Sin comentarios
Outbound Links

Outbound Links

El mundo del SEO está lleno de términos extraños para cualquier persona que no esté dentro del mundillo. LinkJuice, SERPs, Backlinks, CTR, CPM, CPA,… Sin embargo, hay algunos más famosos que otros. Uno de los grandes olvidados es el de OBL (o Outbound Links). Y como aquí se aprende lo que no se aprende en ningún otro lugar, hoy te vamos a explicar qué son y qué importancia tienen.

Outbound Links: ni tanto, ni tan calvo

Los OBL son, en resumidas cuentas, los enlaces salientes de tu sitio web. La gente tiende a pensar que los enlaces salientes son peligrosos para el SEO, ya que propician la fuga del Link Juice que tiene nuestra página. Si bien esto es cierto, no es menos cierto que carecer de enlaces salientes es un error garrafal. Internet es una red, y si tu web es un agujero negro, Google no termina de mirarte con buenos ojos.

Para resolver este problema, puedes utilizar el atributo nofollow en tus enlaces salientes, de forma que Google vea que enlazas a otros sitios, pero no les transfiera tu autoridad.

Sin embargo, debes tener en cuenta otras características. Los Outbound Links pueden transmitir más o menos fuerza dependiendo de dónde se encuentren. Un enlace en el primer párrafo de un artículo, transmite más fuerza que en el último, y un enlace en el último párrafo, transmite más fuerza que en el footer.

Asimismo, existen otros elementos importantes para tener un patrón sano de Outbound Links. Por ejemplo, no tener demasiados, que se dirijan a páginas relacionadas, que el anchor text sea variado (sí, también en los salientes, ¿o te parece lógico que una web tenga 200 enlaces salientes con el mismo anchor text?).

Por todo ello, debe quedarte claro que Google valora que tu web tenga Outbound Links, aunque ello no implique pérdida de Link Juice. Pero, como siempre, debes ser natural a la hora de crearlos. No obstante, si algo hay de cierto en todo este mundo del SEO, es que es más fácil obtener naturalidad en los enlaces salientes, que en los entrantes.